Sistemas de captación de agua de lluvia una propuesta para la reutilización sostenible del agua

El agua de lluvia ha sido desde siempre un recurso básico para la humanidad y es por ello que existen muchos registros de civilizaciones que a lo largo de la historia han recurrido a ellas.

Desde sus comienzos, la humanidad ha aprovechado el agua superficial como primera fuente de abastecimiento, consumo y vía de transporte, por ello el valle de los ríos es el lugar escogido para establecer civilizaciones, allí aprendimos a domesticar los cultivos y con ello encuentra la primera aplicación al agua lluvia; pero no depende directamente de ella para su supervivencia debido a la presencia permanente del agua superficial. Cuando las civilizaciones crecieron demográficamente y algunos pueblos debieron ocupar zonas áridas o semiáridas del planeta comenzó el desarrollo de formas de captación de aguas lluvias, como alternativa para el riego de cultivos y el consumo doméstico.

Hoy en día, sabemos que estos sistemas tienen ciertas ventajas: son un ahorro de energía, ya que se evita todo el proceso de extracción, sistema de distribución y bombeo para su transporte al área de suministro y el tratamiento requerido para garantizar la calidad adecuada para el uso doméstico es relativamente barato ya que se consideran aguas limpias en comparación con otras aguas dulces.

Te contamos más de estas civilizaciones y cómo aprendieron a aprovechar el agua:

Los chultunes del Imperio Maya, el impluvium romano, los aljibes árabes o los milenarios shuijiao en China son algunos de los ejemplos que mejor ilustran como culturas muy diferentes han empleado diferentes técnicas de aprovechamiento de aguas pluviales con el objetivo de solucionar la falta de agua (Fernández, 2009).

En el Desierto de Negev, en Israel y Jordania, han sido descubiertos sistemas de captación de agua de lluvia que datan de 4.000 años o más, estos sistemas consistían en el desmonte de lomeríos para aumentar la escorrentía superficial, que era entonces dirigida a predios agrícolas en las zonas más bajas

En las zonas altas de Yemen donde las lluvias son escasas, se encuentran edificaciones (templos y sitios de oración) que fueron construidas antes del año 1.000 a.C., que cuentan con patios y terrazas utilizadas para captar y almacenar agua lluvia.

Cisterna a cielo abierto para la recolección de agua lluvia. Yemen. Fuente: LAUREANO, Pietro.

Durante la República Romana (siglos III y IV a.C.) la ciudad de Roma en su mayoría estaba ocupada por viviendas unifamiliares denominadas “la Domus” que contaba con un espacio principal a cielo abierto (“atrio”) y en él se instalaba un estanque central para recoger el agua lluvia llamado “impluvium”, el agua lluvia entraba por un orificio en el techo llamado “compluvium”. En Loess Plateau en la provincia de Gansu en China existían pozos y jarras para la captación de agua lluvia desde hace más de 2.000 años. En Irán se encuentran los “abarbans”, los cuales son los sistemas tradicionales locales para la captación y almacenamiento de aguas lluvias.

Sistema Impluvium. Fuente: https://www.pinterest.com.mx/marlado/

En Centroamérica se conoce el caso del Imperio Maya donde sus reyes sostenían a sus pueblos de modos prácticos, ocupándose de la construcción de obras públicas. Al sur de la ciudad Oxkutzcab (estado de Yucatán) en el pie de la montaña Puuc, en el siglo X a.C. el abastecimiento de agua para la población y el riego de los cultivos se hacía a través una tecnología para el aprovechamiento de agua lluvia, el agua era recogida en un área de 100 a 200 m2 y almacenada en cisternas llamadas “Chultuns”, estas cisternas tenían un diámetro aproximado de 5 m, y eran excavadas en el subsuelo e impermeabilizadas con yeso. En Cerros, una ciudad y centro ceremonial que se encuentra en el actual Belice, los habitantes cavaron canales y diques de drenaje para administrar el agua de lluvia y mediante un sistema de depósitos, estos permitían que la gente permaneciera en la zona durante la estación seca cuando escaseaba el agua potable (año 200 d.C.). En otras zonas de las tierras bajas, como en Edzná, en Campeche, los pobladores precolombinos de esta ciudad construyeron un canal de casi 50 m de ancho y de 1 m de profundidad para aprovechar el agua de lluvia, este canal proporcionaba agua para beber y regar los cultivos.

Chultuns. Fuente: https://www.mayas.uady.mx/articulos/sequia.html

Siglos después el uso de los sistemas de aprovechamiento de aguas lluvias decreció debido a la imposición de métodos y obras para la utilización del agua superficial y subterránea (presas, acueductos, pozos de extracción y sistemas de irrigación). En la península de Yucatán se dejo de lado el aprovechamiento de agua lluvia debido a la invasión española en el siglo XIV, los españoles colonizaron los territorios introduciendo otros sistemas de agricultura, animales domésticos, plantas y métodos de construcción europeos. Una situación similar sucedió en India con la colonización Inglesa, que obligó a los nativos a abandonar las metodologías tradicionales.

En el siglo XIX y XX las ciudades de la mayoría de los países experimentan un gran crecimiento, realizando el suministro de agua a la población por medio de la acumulación de agua superficial para luego ser distribuida por una red centralizada de acueductos. En otras ocasiones se acudió a la explotación del agua subterránea. En cualquiera de los casos se elimina la posibilidad de sistemas de aprovechamiento de agua lluvia u otros sistemas alternativos.

A comienzos del siglo XXI la situación es diferente, en muchas regiones semiáridas del mundo se establecieron poblaciones que se desarrollaron de manera vertiginosa, ejerciendo presión sobre las fuentes finitas de agua. En periodos secos el agua no es suficiente para el abastecimiento de estas poblaciones, y se dan conflictos sociales por la escasez de agua y/o sus altos costos.

 

Fuente: https://sswm.info/sites/default/files/reference_attachments/BALLEN%20et%20al.%202006.%20Historia%20de%20los%20sist%20de%20aprovechamiento%20agua%20lluvia.pdf

Read more...

El agua y la seguridad alimentaria

Esta semana se han conmemorado dos fechas de gran relevancia para la seguridad hídrica, no solo de Guanajuato, sino de todo el mundo: la Semana Mundial del Suelo, cuyo propósito es generar conciencia sobre los beneficios que tienen los suelos para la salud humana, producción alimentaria y desarrollo sostenible; y el Día Internacional de la Madre Tierra, que promueve la ampliación y diversificación del movimiento ambiental en todo el mundo.

Sabemos que en años recientes hemos estado presenciando el auge de una mayor conciencia ecológica, no solo en temas que son accesibles a nosotros, como: el uso racional de agua y electricidad en casa, usar medios de transportes alternativos, separar nuestros desechos, etc. También hemos empezado a preguntarnos cómo impactar en más personas y cómo participar en movimientos que en conjunto tienen mayores impactos.

Cuidando nuestro planeta.

 

Nuestros ecosistemas por sí solos propician ciclos armónicos, no necesitan nada más que ellos – incluida su flora y fauna, para ser sostenibles y ser prolíficos. Sin embargo, estos ciclos se ven interrumpidos por la actividad humana: deforestación, cambio de uso de suelo, producción agrícola y agropecuaria intensa, por mencionar algunos.

Estas actividades lastiman nuestros suelos, pero, ¿por qué son importantes los suelos? Por una razón muy importante, son la base para la seguridad alimentaria; y su relación con el agua afecta nuestras actividades directa o indirectamente.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación (FAO)1:

  • El 95% de los alimentos proviene del suelo, sin embargo, el 33% de los suelos tienen degradación.
    • En México, el 64% de los suelos presentan problemas de degradación. (CONAFOR).
  • El suelo retiene el triple de carbono que la atmósfera y puede ayudarnos a combatir el cambio climático.
  • En el mundo hay 815 millones de personas que viven con inseguridad alimentaria, y al menos 2,000 millones no cuentan con acceso a alimentos nutritivos.

Necesitamos suelos sanos para poder afrontar el crecimiento poblacional, es por ello que es urgente la gestión, promoción y apoyo para contar con suelos sanos que permitan ecosistemas estables, actividades agrícolas y económicas sostenibles que nos brinden seguridad hídrica y alimentaria.

Para lograrlo, debemos evolucionar las prácticas agrícolas hacia la agricultura regenerativa y de precisión, ya que estas tienen el potencial de restaurar la salud ambiental en suelos, cuencas y acuíferos. Estos últimos son la principal fuente de riego de los campos agrícolas mexicanos, ya que 80% del agua se usa en ese sector y se desperdicia un promedio de 57% de ella2. Tan solo en Guanajuato, tenemos un déficit hídrico de 1,041 millones de metros cúbicos anuales.

Entonces, los retos que enfrentamos son grandes, pero con la suma de voluntades podemos hacer grandes cambios. Es hora de hacer las paces con la naturaleza, ¿cómo? Juntos e impulsando la generación de políticas públicas que ayuden a crear y modificar nuestras ciudades para hacerlas resilientes y que permitan economías sostenibles; capacitando a las y los agricultores, y tecnificando nuestros campos agrícolas de campos agrícolas; poniendo nuestro grano de arena para ayudar a nuestra madre tierra.

Fuentes:

  1. https://www.gob.mx/semarnat/articulos/semana-mundial-del-suelo
  2. https://www.gaceta.unam.mx/crisis-agua-industria/
Read more...

Se firma convenio por la creación de la Casa del Agua

  • Bajo sus principios de trabajo multisectorial, Cauce Bajío firma el convenio de colaboración con el Zoológico de León y el Instituto Municipal de Planeación, IMPLAN para la creación de la Casa del Agua.
  • El proyecto de Casa del Agua es un museo que tiene como objetivo educar para conservar y desarrollar una sólida cultura en el uso del agua.

 

Adolfo Gómez, miembro del Consejo de Cauce Bajío y Zoológico de León; Rafael Pérez, Director del Instituto Municipal de Planeación de León, IMPLAN; Ivonne Pérez, Vinculación de la Ibero León; David Rocha, Director del Zoológico de León y Verónica Struck, Cauce Bajío.

 

León, GTO., a 1 de marzo 2022.– Educar para formar es el principio del Museo Interactivo Casa del Agua que se volvió una realidad con la firma del convenio de colaboración entre Zoológico de León y el Instituto Municipal de Planeación de León, IMPLAN y Cauce Bajío, el Fondo de Agua de Guanajuato que busca promover y crear estrategias que fomenten la seguridad hídrica del estado.

 

Joel Arredondo, Director de Cauce Bajío.

 

Con la firma de este convenio se podrá comenzar con la primera etapa que es la creación de un anteproyecto arquitectónico para Museo Interactivo Casa del Agua, basado en los principios de diseño de “permacultura”, así como metodología de espacios multifuncionales, y que sea el inicio del Parque de la Vida.

Así se consolida uno de los proyectos de Cauce Bajío, al promover un espacio donde se fortalezca la relación del agua con las personas.

 

Adolfo Gómez, miembro del Consejo de Cauce Bajío y Zoológico de León; Alejandro Arena, Presidente del Consejo de Cauce Bajío; Rafael Pérez, Director del Instituto Municipal de Planeación de León, IMPLAN.

 

Es por ello que el proyecto contempla el foro al aire libre que se encuentra en las inmediaciones del Zoológico de León; así como un diseño museográfico que lo convierta en un hito para las y los visitantes que podrán también aprender sobre permacultura, además de la recuperación y manejo del recurso hídrico.

 

Adolfo Gómez, miembro del Consejo de Cauce Bajío y Zoológico de León ; Rafael Pérez, Director del Instituto Municipal de Planeación de León, IMPLAN; Ivonne Pérez, Vinculación de la Ibero León; David Rocha, Director del Zoológico de León.

 

Además, dicho espacio será locación para un programa semanal acorde a la temática del espacio y dirigido a un público infantil.

El Museo Interactivo Casa del Agua será un proyecto que integre a la iniciativa pública, privada y social; próximamente se realizarán mesas de trabajo para sumar al anteproyecto a voces de todos los sectores.

 

 

 

Read more...

La ingeniería y su relación con la sostenibilidad

Ingeniería para el desarrollo sostenible:
Cumpliendo los objetivos de desarrollo sostenible

El 4 de marzo del año 2020, se celebró por primera vez el Día Mundial de la Ingeniería para el Desarrollo Sostenible, convirtiéndose en una oportunidad para colocar el debate en el círculo ingenieril alrededor del mundo, con la intención de recabar contribuciones de cada una de las especialidades del sector al desarrollo sostenible de la sociedad.

Siete años atrás, en 2015, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en cooperación con 193 países, presentaron los Objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS), que incluyen 17 objetivos, 169 metas y 232 indicadores, del 2015 al 2030. Estos objetivos son sensibles a temas como: pobreza, salud, calidad educativa, igualdad de género, entre otros más.

Pero, ¿qué pueden aportar las ingenierías a estos objetivos? Más aún, ¿al crecimiento sostenible de nuestras sociedades?

Es bien sabido que los proyectos de ingeniería son comúnmente relacionados a innovación, tecnología e infraestructura, es por ello que la UNESCO busca promover que estos proyectos tengan impacto en cada uno de los ODS, teniendo como prioridad: aguas limpias y saneamiento, energía asequible y limpia, educación de calidad, innovación e industria; para que las ciudades y comunidades sean sostenibles.

La UNESCO ha publicado dos informes sobre la ingeniería: el primero fue publicado en el año 2011, y fue reconocido como uno de los documentos más importantes sobre la ingeniería. 10 años después, el 4 de marzo del 2021, publican el segundo informe, titulado: Ingeniería para el Desarrollo Sostenible, en dicho informe se destaca el papel crucial de las y los ingenieros en el cumplimiento de cada uno de los ODS.

¿Qué pasa con los proyectos de ingeniería digital?

En pleno 2022, seguimos en la ola de la 4ª Revolución Industrial y el auge de las Tecnologías de la Información (TIC). Según Dorothy Gordon, presidenta del “Programa de Información para Todos” de la UNESCO. Existen tres formas de que las TIC se vinculan a los ODS: acceso a información, servicios y soluciones tecnológicas y medición.

Las TIC funcionan mejor cuando se trabaja de manera transversal, es por ello que se le da un acercamiento especial a este sector y siempre va en conjunto con uno o más sectores diferentes.

En Cauce Bajío desarrollamos proyectos que se benefician del conocimiento y experiencia de diversos sectores; y el sector ingenieril no se queda fuera, aportando soluciones efectivas al campo guanajuatense, así como al uso y consumo de agua en las ciudades.

Read more...

¿Sabes cuál es la función de las presas?

Ante la necesidad de incrementar el abasto de agua de fuentes sustentables, las presas son estructuras hidráulicas de grandes dimensiones que permiten almacenar o retener agua para aprovecharla en actividades como el riego de campos de cultivo, uso público urbano, el consumo humano e industrial, la generación de energía eléctrica, entre otras.

Presa Ignacio Allende, GTO. Fuente newssanmiguel.com.mx

 

Además, muchas de ellas también están diseñadas para controlar las grandes avenidas que se generan con las lluvias, por lo que cumplen la invaluable función de control de inundaciones y proteger a la población.

Pero, ¿cómo se reparte el agua?

En México, las actividades agrícolas y agropecuarias consumen la mayoría, 76%; seguido de los sectores industrial y energético, con el 14%; y el menor consumo corresponde al uso doméstico, con un 10%.

 

 

Dicho esto, sabemos que las presas son fundamentales para que México cuente con agua sustentable, sin embargo, también nos queda claro que es necesario implementar técnicas eficientes de uso de agua en el campo y la industria, para que tengamos un futuro con agua para todo y para todos.

Read more...

Riqueza guanajuatense, ríos y lagos

Los cuerpos de agua que inciden en Guanajuato son diversos, van desde grandes extensiones cúbicas concentradas, como presas o lagos, hasta vastas corrientes que recorren la tierra mexicana y trastocan el bajío, como los ríos.

Entre estos últimos destaca el segundo más largo de México, se trata del Río Lerma, donde parte de sus 708 km de longitud históricamente han provisto la región agrícola guanajuatense; actualmente es una importante fuente de energía eléctrica que surte a la ciudad de México.

De Ulises Mexicano – Trabajo propio, CC BY-SA 4.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=38861280

El agua de esta fuente natural se utiliza para riego de los cultivos de las zonas agrícolas situadas en sus márgenes. Es el caso del Valle de Santiago, el cual ocupa un lugar importante dentro de las zonas agrícolas del país.

Además, el río es hábitat de peces comestibles, que son aprovechados para consumo. De igual forma, pero en el Lago de Cuitzeo, la economía local depende, en gran medida, de la pesca de charal, carpa, mojarra y tilapia, así como de la caza de rana.

Autor: Secretaría de Turismo. Fecha de publicación: 29 de agosto de 2019. www.gob.mx

El Lago de Cuitzeo es el segundo más grande de México, y al igual que muchos cuerpos de agua de la región guanajuatense la agricultura de la zona usa el agua del lago para el cultivo de maíz, sorgo, avena, trigo y hortalizas.

Este lago es relevante para Guanajuato porque una porción de su extensión se ubica dentro de los límites que tiene con Michoacán y es de gran importancia para la región, ya que contribuye a regular el clima de la cuenca; además es sustento y hábitat de diversas especies acuáticas. Forma parte de la red hemisférica de reservas para aves playeras como sitio de categoría regional.

Otro lago, que se conoce como hoya por su especial ubicación y condiciones, es la Hoya Rincón de Parangueo que se localiza al norte del lago de Yuriria.

Esta región forma parte del conjunto de siete lagos-cráter, declarado como Área Natural Protegida en la categoría de “monumento natural” desde 1997. La hoya Rincón de Parangueo, es la que presenta en mayor estado de conservación la vegetación de sus laderas.

Los tipos de vegetación predominante son el matorral subtropical y bosque tropical caducifolio. Dentro del cráter existe un lago perenne y se presenta una gran abundancia de Bursera excelsa y Conzattia multiflora. Constituye uno de los pocos enclaves naturales de bosque tropical caducifolio en especial por su emplazamiento dentro de un cráter.

Actualmente el crecimiento poblacional ha provocado que se destine algunos de estos cuerpos de agua  como un desfogue de todas las aguas residuales generadas, tan solo en el Río Lerma el 64% del total de estas se descargan al río sin tratamiento alguno por la población y las industrias asentadas en el Valle de México.

Por otra parte, la gran extracción de agua ha provocado hundimientos, entre otras problemáticas.

Es por ello que desde Cauce Bajío queremos promover su preservación y cuidado para alargar su vida y mejorar sus condiciones, para contar con agua para todas y todos.

Los proyectos que generamos están enfocados en Soluciones Basadas en la Naturaleza (SBN), y trabajamos de forma multisectorial, involucrando a agentes locales, nacionales e internacionales para contribuir por la seguridad hídrica de Guanajuato.

Read more...

Por agua para todo y todos en Guanajuato

 

Por agua para todo y todos en Guanajuato

  • Cauce Bajío busca provocar un mecanismo de acción colectiva para contribuir por la seguridad hídrica de Guanajuato, involucrando a diferentes partes de la sociedad, gobierno e iniciativa privada.
  • Hidrólogos de la Universidad de Massachusetts visitaron el estado para promover los resultados del proyecto que denominamos “Estrategia de Seguridad Hídrica para el Estado de Guanajuato”.

Sin agua no hay futuro, y si no hacemos todos algo hoy, Guanajuato enfrentará un gran problema, ya que es clasificado como uno de los estados en México con mayor riesgo hídrico. Tan solo 18 de los 20 mantos acuíferos que existen en el estado, están sobreexplotados a causa del uso ineficiente del recurso, concentrado en mayor medida en el campo.

Reunión de Cauce Bajío con la Secretaría de Medio Ambiente y Ordenamiento Territorial de Guanajuato.

Reunión de Cauce Bajío con la Secretaría de Medio Ambiente y Ordenamiento Territorial de Guanajuato.

La conservación es lo más esencial para tener la vida sana que queremos, es por esto que se impulsó la creación de Cauce Bajío, un fondo que busca provocar la participación y acción colectiva para contribuir por la seguridad hídrica del estado.

La conservación es lo más esencial para tener la vida sana que queremos, es por esto que se impulsó la creación de Cauce Bajío, un fondo que busca provocar la participación y acción colectiva para contribuir por la seguridad hídrica del estado.

La conservación es lo más esencial para tener la vida sana que queremos, es por esto que se impulsó la creación de Cauce Bajío, un fondo que busca provocar la participación y acción colectiva para contribuir por la seguridad hídrica del estado.

Uno de los proyectos de Cauce Bajío es impulsar la “Estrategia de Seguridad Hídrica para el Estado de Guanajuato”, realizada por un equipo de hidrólogos de la Universidad de Massachusetts junto con investigadores de la Universidad de Guanajuato, quienes llevaron a cabo el modelo hidro económico en el que se analiza el comportamiento de las aguas superficiales y subterráneas de todo el estado, y cuyo propósito es integrar información para fortalecer las políticas públicas y la capacidad de planeación e inversión estratégica.

Ante los grandes retos de seguridad hídrica que enfrenta Guanajuato, Cauce Bajío ha trabajado con este proyecto para identificar alternativas a estos retos de seguridad hídrica.

Reunión de Cauce Bajío con la Secretaría de Desarrollo Agroalimentario y Rural Sustentable de Guanajuato.

Reunión de Cauce Bajío con la Secretaría de Desarrollo Agroalimentario y Rural Sustentable de Guanajuato.

El proyecto se enmarca en la metodología denominada “Resiliencia por diseño” y mediante la modelación del comportamiento de aguas superficiales y subterráneas propone generar alternativas para enfrentar las amenazas del cambio climático, asegurando que todos los usuarios tengan agua en cantidad y calidad para poder garantizar el desarrollo social y económico del estado.

Durante las reuniones estratégicas entre el equipo de investigadores con diferentes dependencias de gobierno y sectores, se presentaron los resultados del estudio y las propuestas de los futuros que los hidrólogos proponen en dicho proyecto.

Hidrólogos de la Universidad de Massachussets en reunión de talleres prácticos a operadores de agua de Guanajuato.

Hidrólogos de la Universidad de Massachussets en reunión de talleres prácticos a operadores de agua de Guanajuato.

Participan la Secretaría de Medio Ambiente y Ordenamiento Territorial, SMAOT; la Comisión Estatal del Agua de Guanajuato, CEAG; la Secretaría de Desarrollo Agroalimentario y Rural, SDAyR. Además se impartieron talleres técnicos a operadores de agua, tales como: el Distrito de Riego 011; Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de León, SAPAL; el Sistema Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Guanajuato, SIMAPAG.

A estos ejercicios también se unieron agricultores de la zona de Cortazar, Acámbaro, Valle de Santiago e Irapuato, ya que el trabajo y diálogo con todos los sectores es primordial.

Cauce Bajío con agricultores del Distrito 011 de Riego.

Cauce Bajío con agricultores del Distrito 011 de Riego.

Cabe destacar que se ha invertido cerca de 5.5 millones de pesos para poder llevar a cabo esta estrategia.

De igual forma se cuenta con avances del Proyecto de Agricultura Sustentable y Solidaria, en el que colabora la plataforma NUUP, una proveedora de tecnología, asesoría y alianzas para acelerar la transición a modelos de producción y comercio agroalimentarios más sustentables e inclusivos.

Para este proyecto de agricultura se proyectan 24 millones de pesos para tres años, de los cuales hay recursos de la SDAyR, de empresas privadas y aportaciones de productores. Actualmente, en la primera etapa se han trabajando en 600 hectáreas y para el próximo año se buscarán alcanzar 1,400 más.

Reunión de Cauce Bajío con la Comisión Estatal de Agua de Guanajuato.

Reunión de Cauce Bajío con la Comisión Estatal de Agua de Guanajuato.

Cauce Bajío continuará generando alianzas y proyectos que conlleven a la acción colectiva multisectorial, que con base en la ciencia, permita ofrecer mejores mecanismos para tener agua para todo y todos en Guanajuato.

 

Read more...

El Agua nos une en la innovación

La participación con conocimientos de distintas ramas y sus profesionales como las Ciencias Biológicas o de Ecosistemas, las Ciencias Sociales y Económicas, y las ciencias duras de Ingeniería y de algunas otras participaciones tecnológicas, son vitales para generar proyectos de innovación que nos permitan realizar proyectos con base científica para contribuir por la seguridad hídrica de nuestras ciudades. Innovar es generar estrategias en conjunto que permitan el uso adecuado de los recursos hídricos y así aumentar la productividad en algunos sectores, lo que dará un clima de estabilidad económica que permita tener mayores inversiones para mantener la infraestructura necesaria en el mediano y largo plazo. Juntos, todos los sectores de la sociedad trabajamos por la seguridad hídrica del estado, lo que permite avanzar hacia el Guanajuato del futuro.

 

#ElAguaNosUne

Síguenos en nuestras redes sociales: TwitterFacebook e Instagram.

Read more...

Los cuerpos de agua que dan vida a Guanajuato

Los cuerpos de agua que dan vida a Guanajuato

Guanajuato a 16 de agosto 2021.– ¿Cuántas veces hemos dicho o escuchado decir a alguien frases como “en mis tiempos esta presa estaba llena para estas fechas” o “los fines de semana salíamos a este lago a disfrutar en familia y ve qué poca agua le queda”?

Los cuerpos de agua de Guanajuato ya no son lo que solían ser: centros de encuentro, paisajes naturales, grandes presas que abastecen sin contratiempos múltiples hectáreas de siembra.

¿Qué les ha pasado? ¿Las lluvias nos dan esperanza de que vuelvan los tiempos de abundante agua?

Antes de responder estas preguntas, es primordial conocer que son diversos los factores que han hecho que la escasez de agua se convierta en un tema prioritario para nuestro estado.

Y es que, aunque durante el primer trimestre del 2021 se experimentaron fuertes sequías, se ha encontrado alivio con el incrementado las lluvias en lo que va de junio y julio; la realidad para las presas y otros cuerpos de agua enfrenta otros problemas, mismos que podremos abordar en otros artículos para comprender el estrés hídrico de Guanajuato.

Por lo pronto, hablemos de los principales cuerpos de agua que dan vida al estado reconocido por su riqueza cultural, desarrollo industrial y oferta turística. Su situación actual y cómo este es un reto para atender.

El Sol de Bajío. Foto Karina López (9 septiembre de 2019)

Al sur en la ciudad de Acámbaro, la presa Solís con capacidad de 1,217 millones de metros cúbicos, abastece el distrito 011 para uso agrícola, lo que se traduce en agua para 120,000 productores de la región. Su cauce es parte del Río Lerma y otros canales para sistemas de riego.

Además de su vasto alcance en el campo, la presa más grande del estado es una de las más concurridas por su paisaje y espacio natural, que con el paso del tiempo y la sequía ha mermado su nivel de agua y condiciones, lo que dejaría a productores sin riego suficiente para siembras de maíz, sorgo, frijol y espárrago; lo que se traduce en pérdida de ingresos para la gente del campo.

Noticias con Valor SMA (7 octubre de 2020)

Por otra parte en San Miguel de Allende, Ciudad Patrimonio de la Humanidad, una capilla delata el bajo nivel del agua en su presa, aquella que durante tiempo ha sido un sitio de visita y zona pesquera.

La que se conoce como un sitio natural y atracción de la ciudad, llegó en enero del 2021 a su nivel más bajo debido a la escasez de lluvias y el cambio climático, que ponen en riesgo la fauna e infraestructura del recinto.

Si esto sucede, la pesca podría desaparecer o traer otro tipo de consecuencias sanitarias en la carpa común, tilapia y charal, especies que ahí habitan.

Y qué decir de la popular Laguna de Yuriria, la primera obra hidráulica de América, cuyo poder es regular el microclima de la zona y es hogar de aves migratorias y por ello catalogada como un Humedal de Importancia Internacional.

Sin embargo, los pescadores padecen de escasez al estar esta en el primer trimestre a menos del 20% de su capacidad. Sin mencionar las condiciones del agua que actualmente se ve afectada por problemas relacionados a la contaminación por residuos de fertilizantes agrícolas, además de una plaga de lirio acuático.

El Sol de Irapuato. Foto Ricardo Sánchez (23 octubre de 2019)

Finalmente, otro de los cuerpos de agua de gran relevancia es la Presa de la Purísima que recarga el acuífero Silao – Romita. Cuenta con tres tipos de vegetación y alberga 215 especies de fauna con 43 especies endémicas o con alguna categoría de riesgo. Además de 137 especies de flora.

Así como en San Miguel de Allende, los vestigios de una construcción fueron recientemente descubiertos a principios del 2021 por el bajo nivel de agua. Y aunque se ha convertido en un atractivo turístico por el templo de la Virgen de los Dolores, los riesgos son altos por la pérdida que significa el avance del deterioro de la zona.

Las presas y lagos son lo evidente, lo que podemos ver cómo al paso del tiempo se esfuma. Sin embargo, debajo de estas magníficas tierras del Bajío, los acuíferos atraviesan por crisis similares.

Nada servirá para añorar los tiempos de abundancia, de salidas familiares, de pesca y naturaleza si no actuamos en conjunto.

Desde Cauce Bajío hacemos un llamado a todos los sectores a sumarse por la seguridad hídrica de nuestro estado, que es agua para todo y todos; porque hasta el corazón necesita agua para latir.

#ElAguaNosUne

Síguenos en nuestras redes sociales: Twitter, Facebook e Instagram.

Read more...

El agua nos une en las empresas

Juntos, todos los sectores de la sociedad trabajamos por la seguridad hídrica del estado, avanzando hacia el Guanajuato del futuro.

Fomentamos la participación de sectores que tradicionalmente no participaban y tienen la posibilidad de fortalecer las propuestas con conocimientos y recursos. Así, con la inciativa empresarial creamos una visión conjunta de seguridad hídrica y en la implementación de proyectos.

El Foro Económico Mundial ha clasificado consistentemente al agua como una de las preocupaciones más importantes para la comunidad económica. Esta preocupación ha motivado a las empresas a buscar soluciones más allá de sus cuatro paredes. Se están dando cuenta de que ser eficiente en el uso del agua en sus procesos no es suficiente para mitigar los riesgos que enfrentan.

La comprensión de que el desafío del agua es tan grande que ninguna compañía que actúe individualmente puede resolverlo, está motivando a las empresas a involucrarse en prácticas sectoriales diversas; a interactuar con los gobiernos a nivel nacional, regional y local para adaptar los marcos normativos e institucionales; a desarrollar visiones a largo plazo que consideren el uso de soluciones tradicionales, pero también innovadoras, como la infraestructura natural.

Es por ello que desde Cauce Bajío hacemos un llamado a la participación multisectorial en beneficio de este recurso natural vital para el desarrollo de Guanajuato.

#ElAguaNosUne

Síguenos en nuestras redes sociales: Twitter, Facebook e Instagram.

Read more...